De mandarinas va la cosa

Hola a todos,

Ya ha llegado la fruta de la temporada, nuestra esperada mandarina, nos da la bienvenida al invierno antes de que lleguen los turrones. A pesar de que este año han llegado juntos.

mandarinas.jpg

Imagen tomada de http://www.naranjasdolche.es

Todos los años el mismo problema… siempre hay alguna mandarina que se nos estropea y le sale moho . Aquí unos consejillos para evitar tener que tirar toda la malla o toda la caja.

Consejos para conservar las mandarinas:

  • Colocarlas en un lugar ventilado, oscuro, a temperatura ambiente. Importante: Alejadas de los radiadores y de corrientes de aire!
  • Saca las mandarinas de la caja o malla y colócalas en el frutero, si es posible alejada del resto de las frutas. ( Si una fruta comienza a estropearse separala del resto para evitar que el resto se estropeen.)
  • Solo vamos a conservarlas en la nevera si vamos a tardar en consumirlas, tienes que tener en cuenta que si se conservan a su sabor dulce va a ser menor que conservadas a temperatura ambiente.
  • Si sabemos que no vamos a poder consumirlas y se nos van a estropear haz una mermelada de mandarina y la podrás disfrutar cuando quieras, ¡hasta cuando se acabe la temporada de mandarinas!.
  • ¡Ojo con lavar las mandarinas! Siempre lavarlas justo antes de consumirlas, un exceso de agua aumentará la predisposición del crecimiento de moho.

Si tenéis la oportunidad disfrutad las mandarinas recién cogidas del árbol… ¡un placer exquisito!

Verde con T

Carragenatos

Con la llegada de la alta cocina y los programas de cocina en la televisión nuevas palabras entran en nuestro vocabulario, antes de estos programas nunca pensamos que el nitrógeno líquido se utilizara para congelar o que existieran alginatos, carragenatos,…

Hoy hablaré de los carragenatos, los hemos visto en dulces, bollería y al verlos entre los ingredientes nos suena a chino.

El carragenato es un producto natural que se extrae de algas marinas rojas, concretamente de la clase Rhodophyceae . Además de por su nombre lo podemos encontrar como E-407.

Este alga se encuentra en el Atlántico Norte y desde hace 600 años se utiliza en Irlanda como espesante de la leche para realizar postres lácteos.

Hay tres tipos: kappa, iota y lambda. Con diferentes usos y viscosidades.

Se utiliza ampliamente en la industria alimentaria como gelificante, espesante, emulsionante y estabilizante.

Es un sustituto de la gelatina para veganos y vegetarianos.

Lo podemos encontrar también en salsas, productos lácteos espesos, gominolas. No está permitido su uso en leches infantiles de inicio(hasta 14 meses).

carragenato

Cantabria infinita

Me voy a ir unos días a tierras cántabras y hoy este post va dedicado a uno de los productos más típicos de esta tierra… ¿os hacéis una idea de que estoy hablando?

Es una tierra preciosa que todos los años me encanta visitar unos días para recargar las pilas. Algunos critican su clima, pero ese es el encanto de Cantabria, quien lo critica es porque no conoce sus tierras, no ha recorrido sus carreteras o no ha probado sus exquisitos productos. Lo reconozco cada vez me siento más cántabra, espero poder vivir allí pronto.

Una vez que os he explicado el por qué de este post, comenzamos….

Fue en 1880 cuando Santoña comenzó a dedicarse a la elaboración de sus famosas anchoas, todo fue gracias a ¡un italiano!.

La captura de la anchoa se realiza desde abril hasta junio, hasta obtener las anchoas que consumimos pasan varias fases de procesado, necesitan un proceso de curación que  dura mínimo unos ¡6 meses! Al final se consigue este productazo que presenta ese color marrón rojizo con motas plateadas. El proceso de producción es totalmente artesano, se necesita personal capacitado y con experiencia para su manejo.

La anchoa es un producto muy rico en omega-3, por lo que nos ayuda a disminuir el nivel de colesterol y triglicéridos, nos aporta unas 138 kcal/100g.

Es importante recordar que las anchoas en salazón son una semiconserva y deben ser guardadas en un lugar fresco o en el frigorífico(5-15ºC) hasta su consumo.

Anchoas(4)

Sandía vs. Melón

 

La batalla épica de todos los veranos es ¡sandía vs melón! ¿Porqué? Pues no lo se porque no pertenecen a la misma planta, serían primos dentro de la misma familia, pues pertenecen a la misma familia pero dentro de las Curcubitáceas a diferentes géneros. (sandía: Citrullus, melón: Cucumis).

Al ser ambos el producto de la misma temporada, siempre tenemos esa difícil elección.

A pesar de que se cree que la sandía tiene menos calorías que el melón, su aporte calórico es muy similar. Ambas son muy refrescantes y son el sustituto ideal de las bebidas gaseosas.

Tienen más características en común como su elevado contenido en agua que nos ayuda a la hidratación y remineralización (perfectos para nuestra piel). Cuentan con un amplio poder antioxidante y favorecen la depuración del organismo.

La sandía es muy rica en licopeno, que es la sustancia que le aporta el color rojo (como ocurre en el tomate) y favorece la disminución del colesterol y la prevención del cáncer.

El melón destaca por su alto contenido en vitamina A (es la fruta que más tiene) y flavonoides, estos últimos previenen la aparición de enfermedades como cáncer. Y me llamo la atención que el melón tienen componentes que mejoran nuestra visión evitando  la degeneración macular.

Un día hablaré sobre las propiedades de los alimentos, no hay ningún alimento mágico pero si pueden ayudarnos a tener una buena salud, mejor que mejor, ¿no?.

 

giphy (6).gif

 

¿Sois más de melón o sandía?

Receta de calabacín

Hola! Comienzo la categoría de Cocinitas con una receta básica muy fácil y que dándole un toque queda deliciosa y fresca en verano! Esa receta es la de puré de calabacín!

El calabacín tiene muy pocas calorías ¡¡solo 16kcal/100g !! Y esta receta que va acompañada de hierbabuena después de pasar por el frigorífico va a hacer que sea una receta muy refrescante! ( para tomar el puré en días fríos o en otra época, se toma caliente con o sin hierbabuena)

Para esta receta necesitaremos para 4 personas:

  • 4 calabacínes
  • 1 puerro
  • 1 cebolleta
  • 2 dientes pequeños de ajo
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Unas hojas de hierbabuena o menta

Las cantidades son orientativas, estas son las que he utilizado yo hoy pero se pueden modificar las cantidades sin problema.

Pelamos y picamos la cebolleta y el ajo, en este caso no importa el tamaño de los trozos pues lo vamos a pasar por la batidora y después por el “chino” o pasapurés.

DSC02909.JPG

Añadimos la cebolleta y el ajo a la olla con un chorro corto de aceite, yo le echo el justo para que no se vea aceite sobrante, que todo lo recoja la cebolla. (Cuanto menos aceite menos calorías). Una vez que la cebolla empiece a estar transparente se le añade puerro, y cuando estén transparente y amarillento el sofrito ya estará.

Pela y quita las pepitas del calabacín, trocea y añade a la olla a presión.

Añade el agua y sazona al gusto. La cantidad de agua yo recomiendo que hasta que empiece a verse entre los trozos de calabacín ya que el calabacín suelta agua.

DSC02910.JPG

Consejo para pricipiantes: Para no pasarte con la sal añade la sal por capas como si sazonaras cada una de las capas.

Cierra la olla y yo la dejo cuando sube 5 minutos y apago el fuego, el calabacín la verdad es que no tiene problemas con los tiempos, dificilmente lo vas a dejar crudo.

DSC02911.JPG

Una vez que tenemos este resultado pasamos la batidora para que quede más fino el puré, en este momento yo añado la hierbabuena. Lo pasamos por el “chino ” o pasapurés ( muy bien no se como se llama este utensilio, porque cada uno lo llama de una manera).

DSC02912.JPG

El resultado final es este:

DSC02917.JPG

Deja enfriar en el frigorífico

1469206282341

“Cocinar es como amar. Hay que hacerlo sin miedo o mejor no intentarlo.” Harriet Van Horne

Bonna appetit!!

I love chocolate!

Hola bloguer@s:

Siento haber abandonado el blog, durante estos días he estado terminando el trabajo fin de grado y por fin¡ lo he entregado!!.

Esta entrada va sobre uno de los productos más codiciados por la humanidad….¡¡EL CHOCOLATE!!

Concretamente hablaré sobre el chocolate negro, este quizás no es tan querido, al igual que hablé del té en un post anterior, este producto es también bastante amargo. Dependiendo de la concentración que tenga la tableta estará más amargo o no. Pero para nuestra desgracia cuanto más amargo más sano.

Yo he probado hasta el chocolate del 90% y ese me resulta imposible de comer, la verdad es que a mi el que me encanta es el chocolate con leche, pero las buenas propiedades del chocolate negro y que para los temidos granitos es mejor me han hecho cambiar de chocolate.

El chocolate negro es un alimento rico en grasas( pero muy pocas de ellas afectan al colesterol), en hidratos de carbono y bajo contenido en proteínas.

Y ahora es cuando nos preguntamos, pero ¿qué propiedades tiene realmente el chocolate negro? Tiene multitud de propiedades, algunas de ellas son:

  • Antioxidante: contiene una serie de vitaminas (B), minerales(potasio, hierro y fósforo) y flavonoides que a su vez protegen del envejecimiento. Cuanto más procesado el cacao menor poder antioxidante.
  • Excitante  y estimulante debido a alcaloides como la cafeína o teobromina. La teobromina mejora la digestión y estimula los riñones.
  • Astringente: producida mediante los taninos, se recomienda consumir en casos de diarrea.
  • Mejora la capacidad cognitiva al mejorar la oxigenación del cerebro.

 

La mejor excusa de todas para tomar una onza de chocolate negro es que está recomendada en cualquier tipo de dieta, siempre que presente un mínimo de 70% de cacao.

Mi recomendación es que si no nos gusta el chocolate negro, comenzar con chocolates mezclados con naranja, limón, fresa,… así vamos poco a poco acostumbrándonos al sabor pues presentan un mínimo de 48% de cacao. Yo especialmente soy fan de los de la marca lindt ( los que aparecen en la foto) y los de bellarom de lidl. La verdad es que hay una gran gama de chocolates negros con diferentes aditivos, es encontrar el que más os guste.

 

IMG_20160712_121453

¿Te podrás tomar solo una onza?

“El chocolate no hace girar al mundo, pero seguro hace que el viaje valga la pena”.

Una de calorías, por favor!

Hola blogueros!!

El cocinero Alberto Chicote sacó hace una semana una revista!, como amante de la cocina lo primero que hice fue comprármela, lo primero que me llamó la atención fue que venía el aporte calórico de alguna de las recetas que vienen en el interior, son platos hipercalóricos y ello me llevó a pensar: ¿cuántas calorías tienen las recetas que los grandes cocineros nos enseñan en televisión y revistas? La verdad es que se agradece que nos hablen de calorías. Así cuando sigamos la receta de carrot cake sabremos que nos vamos a tomar más de mil kilocalorías por ración!!

Lo primero es para los que no lo sepáis:

Las mujeres deberíamos ingerir unas 2000 kcal/día y los hombres 2500kcal/día, esto son datos estimados, todo depende de que dieta sigamos y de nuestra actividad física.

Si nos comiéramos una ración de esta tarta ya habríamos tomado la mitad de nuestra aportación diaria.

¿Nos compensa comer un trozo de bizcocho y dejar de comer el resto del día? También está la opción de comerlo y que aparezca ese odioso michelín del que luego no conseguimos librarnos.

IMG_20160529_190036

Yo opto por la opción de no tomarnos la receta al pie de la letra, podemos comer de forma rica y sana. Disminuyendo la cantidad de aceite, usando edulcorante en lugar del azúcar, cambiando algunos ingredientes por otros más saludables,…

“Las calorías no se cuentan, se tienen en cuenta.”

Nos vemos pronto!

El mundo del té (I)

Hola blogueros!!

Me declaro una fan del té, al principio me costó mucho introducirlo en mi día a día, su sabor amargo y diferente es el que a algunos nos ha tirado para atrás pero como casi todo al final acabas de encontrarle el gusto .

Cuando comienzas a tomar té no sabes ni cual tomar, ¿en que se diferencian? y ¿vienen de la misma planta?. Esas preguntas me las he hecho yo y espero que mi pequeña investigación sobre el tema os ayude.

El té proviene de Thea sinensis, llamamos té a una infusión preparada con hojas secas molidas o brotes de la planta en agua caliente.

Una vez que sabemos que provienen de la misma planta ¿en qué se diferencian? porque a simple vista si observamos diferencias en el color que da al agua pero el sabor es diferente y hay culturas que utilizan un té para cada momento del día.

Comenzamos con el té negro, es el más fuerte de todos debido a su sabor amargo. Es el que presenta mayor porcentaje de teína. El nombre se lo da su color, las hojas se someten a una oxidación que provoca el cambio de color verde a ese marrón oscuro típico del té negro.

El té verde es el más común de todos, estas hojas no se han oxidado, simplemente se secan y se fragmentan una vez recogidas. Su sabor es más fresco, por ello no se acompaña de leche; además para conservar este frescor y que el amargor no tape su sabor no se debe preparar con agua hirviendo. Mi consejo con este té es dejarlo los 2-5min y después retirar la bolsita o las hojas, de esta forma no aparecen esos sabores amargos.

Cuando hablamos del té rojo hablamos de un sabor terroso, un sabor fuerte; la característica de este té es que ha pasado un largo tiempo en bodega para que pase una postfermentación. Su uso es especialmente adecuado para después de las comidas pues su injesta controla la grasa y facilita su eliminación, también entre sus propiedades beneficiosas se encuentra la de disminuir el colesterol y propiedades diuréticas, es decir ¡es la infusión perfecta para deshacernos de las digestiones pesadas!

Quizás menos conocidos son el té blanco, amarillo o azul. El té blanco procede de brotes nuevos que no se han oxidado y presentan un velo blanco que recubre las hojas. Este es más exquisito y refinado os imaginareis que el té blanco es más caro pues se necesitan muchos brotes para un pequeño puñado. Entre sus propiedades beneficiosas está su potente antioxidante y un alto contenido de vitamina E y C.

Lo que hace característico al té amarillo es que se frena la fermentación con calor seco, presenta características digestivas y diuréticas, por lo que he encontrado, presenta un sabor propio diferente del té verde. En el caso del té azul se somete a una semifermentación y esto le da un sabor dulce entre el té rojo y el té verde, lo que más me ha sorprendido de este último es que ¡ayuda a adelgazar!. La curiosidad que me entró al saber la existencia de estos dos últimos va a hacer que los busque y los pruebe, sobretodo averiguar si es verdad que el té azul ayuda a adelgazar ¿os imagináis?, ya os informaré de este nuevo estudio.

“No existe problema tan grave o tan grande que no se reduzca con una buena taza de té”. Bernard-Paul Heroux

giphy (3).gif

 

Mi segundo consejo es para los amateur en el mundo del té: comenzad probando los tés que vienen mezclados con limón, piña, naranja,… son más suaves y no te encuentras de golpe ese sabor típico del té.

¿Bebéis té?¿Cuando lo tomáis? Espero que os haya sido útil este primer post, espero vuestros comentarios.